EJERCICIO Y ALIMENTACIÓN PARA UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA

Siempre van a ver historias de vida sobre cómo se puede mejorar la salud de los amputados con una buena dieta y ejercicios. Como dice el Dr. Robert Butler, director fundador del Instituto Nacional de la Senectud (National Institute on Aging). “Si se pudiera comprimir el ejercicio en una píldora, sería el medicamento más recetado y útil del país”.

Muchos de los amputados especialmente que han sufrido la pérdida de extremidades a causa de diabetes u otras enfermedades, serian de gran utilidad estas palabras, pues los estudios demuestran que muchos amputados de extremidades inferiores aumentan de peso y no hacen el suficiente ejercicio para estar acorde a su enfermedad y esto a largo plazo puede causar problemas cardíacos, pulmonares o de circulación y poner a las personas en peligro de sufrir complicaciones o más amputaciones, es más todos los amputados, incluso los que gozan de buena salud, deberían llevar un estilo de vida muy saludable llevando una dieta balanceada y realizando ejercicio.

Entre tantas historias de vida que hemos contado tenemos la de Charlie Steele con 59 años de edad, sufrió una amputación y antes detenerla, Charlie se consideraba un ejemplo de “personalidad tipo A”, pues trabajaba todos los días en la oficina entre 10 y 12 horas y llegaba a casa a terminar algo más si era necesario, comía muchas hamburguesas de queso, papas fritas, sodas y tortas de chocolate; Además, fumaba y el tema del ejercicio realmente estaba muy alejado.

¿Qué paso? Pues que a raíz d este estilo de vida se le obstruyeron las arterias de su corazón y su médico le dijo que dejara de fumar, bajara de peso, hiciera ejercicio y se alimentara correctamente, cosa que nunca sucedió y nunca pensó en las consecuencias por no hacerlo, y como él dice, “Nunca llegué a solucionar ninguno de esos problemas ni me los tomé en serio”. Seis meses después, le diagnosticaron diabetes y, además, debieron realizarle un bypass, y siguió después la amputación de la pierna izquierda como consecuencia de los problemas causados por la operación.

“Todo es culpa mía”, pensó Charlie, pues está claro que sus problemas de salud eran a causa de su estilo de vida ya que no había antecedentes de problemas cardíacos o diabetes en su familia, y por esto decidió llevar a cabo algunos cambios. Entonces partir de ese momento, Charlie comenzó una dieta más equilibrada, lo que significó no consumir soda, leche entera, dulces ni alimentos con alto contenido en colesterol, tanto el cómo su médico se alegraron de ver cuánto bajaron sus niveles de colesterol.

Leyó muchas revistas y boletines informativos, siempre buscando artículos sobre enfermedades cardíacas y diabetes, además, se unió a la Coalición de Amputados de América y entró a formar parte de un grupo local de apoyo para amputados y dice Charlie con orgullo "Aprendí maneras de salvar mi otra pierna, alimentarme correctamente y realizar ejercicio como amputado”. Ahora sigue su vida con orgullo y espera que otros amputados hagan lo mismo.

SEDE PRINCIPAL - CENTRO DE EXCELENCIA

Calle 33A # 13-55 Barrio La Magdalena, Bogotá D.C. - COLOMBIA

Pbx; (571) 7470812 - 7470803 - 7431744

COBERTURA NACIONAL A TRAVÉS DE NUESTROS ALIADOS ESTRATÉGICOS

 

ESCRÍBENOS

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ALIADOS ESTRATÉGICOS

Diseño y programación: Sepa Publicidad