CORRECTO CUIDADO DEL MUÑÓN

En relación al uso de una extremidad artificial, la constante fricción y cortes pueden producir quistes epidermoides traumáticos en la piel del muñón.

Esto suele ocurrir en las personas amputadas por encima de la rodilla, en los bordes de las zonas cubiertas por la prótesis, pero también se ha observado en otras áreas y en personas amputadas por debajo de la rodilla.

En la mayoría de las circunstancias, los quistes aparecen cuando el paciente ha estado llevando la prótesis durante meses o incluso años. Algunos individuos son más propensos a ellos, especialmente aquéllos que han tenido acné o tienen heridas de acné activo en ese momento. Generalmente, los quistes surgen como pequeñas obstrucciones foliculares de queratina que se desarrollan en la piel del pliegue inguinal, a lo largo del borde superior de la prótesis y en la parte aductora del muslo, en personas con amputaciones por encima de la rodilla, donde es la fricción y la presión son más intensas.

Pueden aparecen pequeñas obstrucciones similares sobre la parte inferior del glúteo que roza con el borde posterior (o apoyo isquiático) de la prótesis. Algunas obstrucciones pueden arraigarse y convertirse en quistes. Las heridas pueden ser diminutas en la fase temprana pero pueden aumentar su tamaño considerablemente, sobre todo si están inflamadas o infectadas. Son como hinchazones redondas u ovaladas profundamente arraigadas en la piel; si aumentan lentamente, se hacen sensibles al tacto.

La piel puede excoriarse o ulcerarse sobre la hinchazón. Si se permite que continúe la irritación producida por la fricción de la prótesis, las hinchazones nodulares pueden reventarse repentinamente y manar un fluido hemático o supurar. La supuración puede abrir un seno, hacerse crónica, y por lo tanto, imposibilitar el uso de la prótesis.

Las cicatrices suelen observarse cuando los quistes se han curado y el proceso inflamatorio ha disminuido. Incluso pueden desarrollarse senos intercomunicados entre las heridas. Se han descrito heridas similares en manos y dedos tras un trauma, así como en otras áreas de fricción.

La queratina de la superficie y la epidermis se incrustan, se forma una obstrucción de queratina y la piel subyacente se desplaza hacia un nivel inferior del tejido.

Puede no ocurrir nada durante un largo periodo de tiempo o, con una infección bacteriana secundaria, pueden convertirse en abscesos y presentar el típico cuadro clínico caracterizado por dolor, drenaje e inflamación. Tanto una incisión y drenaje quirúrgico como una escisión del quiste crónico, aislado y no infectado pueden proporcionar un alivio temporal, pero no existe un método de tratamiento completamente satisfactorio. En la fase de infección aguda, se aconseja la utilización de compresas calientes y antibióticos. Cuando el proceso se localiza, la incisión y el drenaje pueden ser beneficiosos por un corto espacio de tiempo.

A menudo puede mejorarse o eliminarse satisfactoriamente el problema crónico mediante un ajuste y alineación apropiada de la prótesis o mediante el uso de una funda de silicona o media protésica. Puede ser necesario llevar a cabo el método experimental para encontrar la combinación de materiales protésicos más cómoda para un determinado paciente. Todas las medidas terapéuticas tomadas hasta ahora, incluidas la incisión y drenaje quirúrgico, la escisión y los injertos, la terapia tópica y la terapia anti fúngica oral y tópica, han sido sólo paliativas. Para reducir los efectos perjudiciales de los cortes y la presión, hemos descubierto que las medidas más eficaces son el uso de fundas y múltiples medias con el encaje, como la combinación de fundas Daw o la funda Alpha, entre otras fundas y fundas de silicona que resultan apropiadas. La mejora del ajuste protésico, que reduce las fuerzas de corte, es la propuesta más prometedora para solucionar el problema.

Tumores y úlceras

Los tumores cutáneos en el muñón pueden ser benignos o malignos. Hemos observado sencillas marcas y papilomas cutáneos benignos y hemos tratado varios cuernos cutáneos diferentes en la piel del muñón. Las úlceras crónicas del muñón son frecuentes y pueden ser la consecuencia de una infección bacteriana. O pueden ser el resultado de una mala nutrición cutánea derivada de un trastorno vascular subyacente o de presiones y traumas localizados debido a un mal ajuste de la prótesis.

Los tumores malignos pueden desarrollarse dentro de viejas ulceraciones del muñón; por eso, debemos esforzarnos por tratar la ulceración antes de que se haga crónica. Los médicos deben buscar la causa de la ulceración en casi todos los casos. Con las infecciones y ulceraciones recurrentes en la piel, la cicatriz de la amputación puede adherirse a los tejidos subyacentes, lo cual provoca aún más excoriaciones y úlceras. Las personas con diabetes presentan numerosos problemas de piel que requieren la colaboración del protésico, el médico especialista y el dermatólogo.

No se puede dejar de recalcar la importancia que tiene identificar y tratar las heridas cutáneas en el muñón de amputados diabéticos. Frecuentemente, hay problemas de circulación, son comunes la dermatitis de estasis, la hinchazón o el edema y la piel puede quedar atrofiada, más fina y dañada fácilmente. Ocasionalmente, se producen infecciones bacterianas y micóticas y las úlceras tardan mucho en curarse, y una infección bacteriana secundaria es difícil de controlar.

La extremidad artificial exige mucho a la piel del muñón. Incluso una erupción cutánea de segundo orden puede convertirse, por descuido o abuso, en una afección que amenazará seriamente la rehabilitación mental, social y económica de la persona amputada. No se puede dejar de recalcar la importancia que tiene la identificación y el tratamiento precoz de la herida cutánea del muñón.

SEDE PRINCIPAL - CENTRO DE EXCELENCIA

Calle 33A # 13-55 Barrio La Magdalena, Bogotá D.C. - COLOMBIA

Pbx; (571) 7470812 - 7470803 - 7431744

COBERTURA NACIONAL A TRAVÉS DE NUESTROS ALIADOS ESTRATÉGICOS

 

ESCRÍBENOS

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ALIADOS ESTRATÉGICOS

Diseño y programación: Sepa Publicidad