Spanish English French German

Piel sintética ultrasensible podrá ser el siguiente paso para las protesis

Written by Super User on . Posted in Blog

 
 
 
Uno de los traumas más fuertes al perder una extremidad es la falta de sensibilidad y la ausencia constante que se siente en esta parte del cuerpo. Hasta la fecha se han logrado muchos avances en el desarrollo de prótesis, mejorando la vida de las personas amputadas en niveles considerables, pero el siguiente paso parece ser la creación de prótesis con piel sintética que devolverá la sensibilidad a las áreas afectadas, incluso con mayor sensibilidad que la piel humana.
 
Los pioneros en este proyecto son el “Centro Monash para materiales atómicos delgados”, quienes han logrado desarrollar un material elastómero de grafeno nombrado G-elastomer. Este material es flexible, suave, esponjoso, viscolástico y ultraligero, características que permiten detectar presiones y vibraciones en un amplio ancho de banda de frecuencias y que logre deformarse rápidamente para soportar grandes niveles de presión y retomar su forma original. Todo esto combinado hace que el tiempo de respuesta frente a los estímulos sea más rápido, superando con creces el de la piel humana.
 
Si se suman estas posibilidades con prótesis de alta calidad se podrá tener un nuevo producto para los discapacitados que mejorara su calidad de vida mucho más. La sensibilidad de la piel es esencial para realizar cualquier labor del diario vivir como sostener un objeto correctamente. Si se desarrolla lo suficiente esta tecnología se podrá incluso incursionar en los injertos de piel para personas quemadas o que hayan perdido sensibilidad en alguna parte del cuerpo, malformaciones y hasta quien sabe órganos completos.
 
El proyecto avanza positivamente ya que esta respuesta tan dinámica no se había visto en otro material hasta el momento y la cantidad de posibilidades que ofrece puede ser explotada para otro tipo de proyectos tecnológicos, el G-elastomer puede ser la nueva generación de dispositivos electrónicos sensibles en los próximos años.